Menú
sindicato médico

Asociación de Médicos de la República Argentina - Personería Gremial N° 1585

LA CATASTRÓFICA SITUACIÓN EN LOS HOSPITALES PROVINCIALES

NOTA EDITORIAL

1460451469-paro2

Utilizo la palabra “catástrofe” porque el deterioro en la Salud pública en la provincia de Buenos Aires es generalizado, abarca a todos los subsectores, compromete a todos los trabajadores médicos y afecta a toda la población. Hasta el año 2015 la desidia era el término con el cual podíamos describir a los establecimientos de salud provinciales. Es sabido por todos que ese abandono era producto de la desatención de ese gobierno y de varios anteriores. La política de Estado se perdió hace mucho tiempo, tal vez en la década del 50 o 60. Las políticas de gobierno que sucedieron a aquellas solo pusieron parches a los problemas coyunturales que fueron surgiendo. De este modo se llegó a un deterioro, no funcional sino estructural, plasmado en el daño edilicio de los hospitales, en el retraso considerable de las herramientas disponibles para realizar la tarea y una disminución notable de los recursos humanos que terminaron comprometiendo a la atención de las personas y  generaron la sobrecarga para el trabajador médico. La falta de respuesta a la demanda de los bonaerenses se transformó en reclamos violentos a nuestros compañeros, quienes terminaron siendo el mostrador de quejas de las promesas incumplidas y del doble discurso de esos gobiernos. En definitiva, comenzó a reinar una doble moral, se discursó el derecho a la Salud pero se fueron anulando en forma progresiva las garantías para llevarlo a la práctica.

Hoy tengo que admitir que de ese estado de desidia pasamos a un deterioro mayor, ya que los actuales administradores de la Salud pública en la Provincia de Buenos Aires solo demuestran la indolencia al no generar ningún tipo de cambio positivo para revertir esta situación que es de conocimiento público.

Es fácil desde una cama caliente o desde un cómodo despacho tomar decisiones. Con declaraciones soberbias que no dan respuesta a los reclamos de los trabajadores de nuestro sector: tienen otras prioridades, aun sabiendo que las personas sin recursos para pagar ese “derecho” a la salud deben asistir al hospital público roto, sin equipamiento, falto de insumos y sin trabajadores médicos, siguen sin cumplir con el rol y el mandato que les fue delegado por la ciudadanía. Los colegas migran a otros subsectores por los bajos salarios que perciben en la actualidad, hecho que ya denunciamos en las reuniones paritarias anteriores. A pesar de ello, tomaron la decisión de hacer una indigna oferta del 16% para los colegas, sabiendo que con ese valor no se recompone el salario pulverizado de los médicos por el franco deterioro económico producido en los últimos meses.

Por todos estos motivos y por lo ayer ocurrido en la bochornosa reapertura de la paritaria salarial de los trabajadores estatales, es que decidimos no concurrir. Paritaria que se reabrió simplemente para cumplir con un trámite y evitar que la Señora Gobernadora fuera denunciada por desobediencia a la Justicia. Maniobras de este tipo no hacen más que ofendernos como trabajadores y desde este momento iniciaremos todas las acciones pertinentes desde lo gremial para nuclear a todo el colectivo de trabajadores médicos de la Provincia de Buenos Aires para revertir esta situación. Nos sumaremos al resto de los gremios para generar un frente en defensa de nuestra labor profesional.

Por otra parte decimos que nos cabe la responsabilidad como profesionales médicos de denunciar que con estas condiciones en las cuales se encuentra el hospital público provincial se está dejando a la deriva la cura de la enfermedad de los bonaerenses. Si se hicieran inspecciones de fiscalización y de acuerdo a esas normas se calificaran a los establecimientos provinciales, ninguno de ellos sería apto para la atención de las personas humanas ni tampoco se cumplirían con las condiciones de trabajo para desarrollar dignamente nuestra actividad. Estos ambientes son a su vez los que favorecen nuestro desgaste prematuro y propician el desarrollo de la violencia laboral.

Carlos Wechsler,  Secretario de Prensa, Sindicato Médico AMRA

A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO

DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO

Suscribirme al Boletín

Reciba todas las novedades de nuestro Sindicato y manténgase informado sobre la situación laboral de los trabajadores médicos.